Desajuste horario en España

Sr. Presidente del Consello da Cultura Galega.

La Asociación Astronómica de Vigo (Astrovigo) quiere aportar algunas ideas sobre el desajuste de la Hora Legal Española en relación al huso horario que nos corresponde por longitudes geográficas.

Husos horarios de las longitudes geográficas españolas y Europa occidental

  • La determinación de la hora en cualquier lugar de la superficie terrestre se basa en razones astronómicas y geométricas. Por un lado está el giro diario de rotación de la esfera terrestre. Por otro lado, el movimiento de traslación de la Tierra alrededor del sol, que aporta un segundo componente a la duración del día, justificado por la primera y segunda leyes de Kepler. La suma de ambos movimientos hace que el paso del sol por la meridiana de un lugar se produzca a las doce horas medias, con desajustes horarios acumulativos de hasta quince minutos, producidos por la diferencia de velocidades de traslación terrestre en los distintos puntos de la elipse, llamada eclíptica, siendo máxima en el punto más cercano al sol o perihelio (máxima duración del día), y mínima en el punto más lejano al sol o aphelio (mínima duración del día). El paso del sol por la línea meridiana del lugar ha sido empleado desde tiempos pre-históricos, para medir la hora del día.
  • La distribución de los husos horarios se realiza de acuerdo con la razón 360° / 24h = 15°, siendo cada huso horario de esta magnitud, establecida la relación anterior entre espacio angular y tiempo solar medio o tiempo sideral. El tiempo es relativo y requiere la elección de un meridiano de referencia, habiéndose elegido Greenwich desde el siglo XIX por la preponderancia política de Gran Bretaña. Es por tanto la Longitud terrestre, y no la Latitud la que determina la hora de un lugar.
  • Las variaciones estacionales provocan un acortamiento de la duración del día en invierno, y un alargamiento de la noche, cuanto en latitudes tanto más al norte, o al sur, del Ecuador, y un alargamiento del día, y un acortamiento de la noche, en latitudes tanto más alejadas del Ecuador, en verano. Este alargamiento o acortamiento es notable en los círculos polares, y extremo en los polos.
  • La duración de los crepúsculos, más acusada en latitudes tanto más alejadas del Ecuador, provoca una extensión de la luz solar, que no del día, en estas latitudes.
  • Como consecuencia de los puntos anteriores, la distribución horaria de husos ha de realizarse en estimaciones medias anuales, no ciñendose sólo a la luz solar de verano, máxima, o de invierno, mínima.
  • El cálculo horario solar se establece exclusivamente para el meridiano de referencia, siendo distinto para los restantes meridianos de cada huso horario, que tienen sus correspondientes horas civiles, en función de sus longitudes. La hora del reloj se ajusta por tanto sólo al meridiano de referencia.
  • La Orden de Presidencia de Gobierno de 7 de marzo de 1940 sobre adelanto de la hora legal en 60 minutos a partir del 16 de los corrientes establecía en su artículo 1º el adelanto de la hora legal en 60 minutos a partir de las veintitrés horas del sábado 16 de marzo de 1940, considerando la conveniencia de que el horario nacional marche de acuerdo con los de otros países europeos (Boletín Oficial del Estado núm. 68, de 08/03/1940 Páginas 1675 a 1676) [entre ellos la, en aquellos días, triunfante Alemania, que se preparaba para invadir Francia], que toman como horario legal el correspondiente al huso horario UTC+1, que marca la hora CET: Hora Central Europea (N), también llamado MET: Middle European Time (Hora europea media), hoy día sólo en invierno. La citada orden establecía en su artículo 5º que “oportunamente se señalará la fecha en que haya de restablecerse la hora normal”. Esta fecha aún no ha sido señalada y continuamos, por tanto, con la hora adelantada con respecto a la hora normal.
  • La mayor parte de las longitudes geográficas españolas se encuadran dentro del huso horario de Greenwich, con la excepción de las islas Canarias y de las zonas de Galicia situadas más al oeste que Monforte de Lemos, cuya longitud de 7,5°W marca el fin del huso horario 0, y el inicio del huso horario -1, que marca una hora menos. En estas zonas es extrema la diferencia de la hora civil solar media con respecto al paso del sol por el meridiano de Greenwich.
  • Nuestros abuelos ajustaban sus usos diarios, como la hora de comer, de tal forma, que cuando en mil novecientos cuarenta se adelantó la hora de forma definitiva, decían que comían a la una y media, pasando a decir que comían a las dos y media desde entonces, como decimos hoy día.
  • Las erráticas propuestas que se han hecho en los últimos tiempos, no tienen en cuenta que la determinación de la hora se hace por razonamientos físicos, bien el paso del sol por la meridiana, o en tiempos modernos por la medida de los relojes atómicos, que no atienden a razonamientos políticos. El sol pasa por la meridiana de Greenwich en media a las doce horas, y a partir de aquí, cada uno se levanta a la hora que quiere o puede, empieza a trabajar a la hora que quiere o puede, y sin que tenga más que una importancia relativa como le llamemos a la horas.
  • La solución más acertada sería aplicar el pendiente de aplicar artículo 5º de la citada Orden de Presidencia de Gobierno de 7 de marzo de 1940 sobre adelanto de la hora legal en 60 minutos a partir del 16 de los corrientes y señalar la fecha en que haya de restablecerse la hora normal, considerando la conveniencia de que el horario nacional marche de acuerdo con los de otros países que toman como horario legal el correspondiente al huso horario UTC (Portugal, Reino Unido e Irlanda), que marca la hora WET: Hora Europea Oeste, de forma que la Hora Legal española se encuadre en el Huso Horario que corresponde a la mayor parte de las longitudes geográficas españolas, determinado por los movimientos de Rotación, Traslación, Precesión y Nutación.

A continuación se muestra el cálculo de las horas de salida del sol (orto) y puesta de sol (ocaso) para nueve ciudades europeas, en seis días característicos astronómicamente. Se comprueba que en todos los casos, salvo Greenwich frente a Santiago de Compostela y A Coruña, las ciudades situadas en longitudes más al este tienen horas de salida y puesta de sol anteriores, en verano y en invierno.

Cálculos realizados con sunearthtools

Ortos (salidas) y ocasos (puestas) de sol para siete ciudades europeas. Como se ve claramente, en Berlin (longitud 13,40º E) sale y se pone el sol en todas las fechas del año antes que en Santiago de Compostela (longitud 8,55º W), como corresponde a su longitud más al este 21,95º. Esta diferencia de longitudes equivale en tiempo a 1,463331347 horas.

La Bola del Mundo, con su inclinación de 23º, y giro hacia el Este, marca claramente el meridano de Greenwich y los lugares al Este, donde anochece y amanece antes, que los lugares al Oeste, donde amanece y anoche después.

Esta entrada fue publicada en Articulos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.