NEOS, Asteroides y Cometas

ison-612

Cometa Ison fotografiado desde el observatorio Astronómico de Forcarei

NEO: Near Earth Object (Objeto Próximo a la Tierra). Son Asteroides o Cometas, cuyas órbitas cortan la de la tierra y pasan próximos a ella (a menos de 1.000.000 km de distancia).

Asteroides: Cuerpos celestes rocosos de tamaño menor que el de un planeta, cuyas órbitas tienen al sol en uno de sus focos.

Cometas: Cuerpos celestes formados por polvo, nieve y otras sustancias que subliman al aproximarse al sol y forman una coma o cola al ser arrastradas por el viento solar. Los  restos de los cometas forman tubos alrededor del sol que al ser atravesados por La Tierra provocan las lluvias de meteoros. Sus órbitas son muy excéntricas.

Un Asteroide  o un Cometa se convierten en Neos cuando sus órbitas sufren modificaciones y pasan próximos a la Tierra.

Tienen gran interés los NEOs por la posibilidad de que choquen contra la Tierra, sobre todo si son de regular tamaño y consiguen atravesar la atmósfera, llegando a impactar contra la superficie terrestre.

Los Asteroides en el sistema solar se agrupan en su mayor parte en el cinturón principal de asteroides entre los planetas Marte y Júpiter, siendo Ceres el más grande (hoy día se le considera un planeta enano dado su gran tamaño). Otra agrupación de gran importancia es el cinturón de Kuiper, más allá de la órbita de Neptuno, que orbitan en las proximidades del planeta enano Plutón.

Los asteroides que cruzan la órbita de la tierra pueden ser objetos del tipo Eros, Apolo o Amor. Constituyen la mayor parte de los NEOs, entre ellos el que causó hace 65 millones de años la extinción de los dinosaurios.

Otros grupos de asteroides son los troyanos, que se agrupan en los puntos nodales o de Lagrange de la órbita de Júpiter, aunque también se conocen en  las órbitas de Neptuno, Marte, e incluso La Tierra. Estos puntos preceden o suceden en 60 grados al planeta y son gravitacionalmente estables. Los centauros constituyen otro grupo con órbitas entre Júpiter y Neptuno.

Los cometas se subdividen en cometas de periodo corto, que proceden del cinturón de Kuiper, tras ser inestabilizada su órbita por interacciones con los planetas gigantes, sobre todo Neptuno, que es el más cercano a ellos y ordena sus órbitas. El otro grupo son los cometas de periodo largo, procedentes de regiones mucho más lejanas, en concreto de la gran nube de Oorth. Estos últimos suelen tener órbitas casi parabólicas o incluso hiperbólicas, siendo despedidos del sistema solar tras la impulsion que sufren en el pase por su punto más próximo al sol. Provienen de todas direcciones, de ahí que se suponga que forman una esfera en su conjunto.

Esta entrada fue publicada en Articulos. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.